Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Obras y Colaboraciones’ Category

Imagina una empresa mexicana en donde las sensaciones, el amor por el cine y la literatura y todos aquellos olores que son capaces de remitirte a los recuerdos más dulces que tienes, sean capaces de mezclarse y caber en un solo frasco de cristal. A eso puedes agregarle que toda esa magia es creada por una madre y una hija que comparten el mismo sueño, la misma sangre y el mismo linaje.

Ellas crean velas aromáticas de forma casera; cada una vertida a mano y hechas con cera de soya. Entre las dos seleccionan los libros, películas y series que las inspiren a crear, buscan los ingredientes que sus corazones asocian con la obra y terminan haciendo de una vela toda una experiencia creativa, artística y maravillosa.

Yo conocí a Clara y a Natalia gracias a una amiga muy querida y desde el primer instante me enamoré de su trabajo; así que pensé en algo… ¿Qué olor tendrían las Brujas Morenas de mis Relatos? Lo primero que se me vino a la mente al cerrar los ojos fue el mazapán, también el café, la tierra, el maíz y la canela y fue así que nació “La Antigua” la primera vela aromática inspirada en mis propias brujas. Tiene el color de la tierra y el olor del primer café de la mañana, antes de que el sol salga y los gallos comiencen a cantar, huele a ese café de olla que solo puede disfrutarse en el campo y en la orilla de la playa.

 Esta vela no sería posible, no existiría, no traería luz a mis noches frías y brumosas sin el trabajo de este par de artistas; algo que siempre les agradeceré. “La Antigua” lleva el nombre de uno de los cuentos que vienen en mis Relatos de las Brujas morenas; mismo que está inspirado en una mujer llamada Luna, ella es capaz de absorber el dolor de los demás tanto como es capaz de transferir a otros su tristeza por medio del tacto. La magia de Luna la vuelve solitaria y en “La Antigua” quedó plasmado a la perfección el silencio de su vida y el lugar adonde caminó: Antigua, un pueblo mágico de Veracruz.  Ya sea que hayan leído los Relatos o no, el poder disfrutar del olor de “La Antigua” que Interludio: Aromas que inspiran logró captar en un frasco valdrá toda la pena.

Pero eso no es todo, entre las otras velas que encontrarán en Interludio: Aromas que inspiran está la famosa cerveza de mantequilla de Harry Potter (Caramelo de Canela) y la vela Pan de Muerto (con la fragancia de aquellas personas que te han inspirado en vida)

¿Quieren saber más? Hay velas de Amelie, El señor de los Anillos, Hansel y Grethel, Cumbres Borrascosas, novelas románticas, Jane Austen, El amor en tiempos de cólera, Como agua para chocolate, El libro de la Selva, el amor, los lectores, el café, los finales felices, Moby Dick, El Principito ¡y muchas más! Los invito a seguir a Interludio: Aromas que inspiran y también a apoyar a estas increíbles mujeres, a fomentar su trabajo y claro está ¡a comprar La Antigua!

Sus precios son súper económicos, la calidad de las velas es impecable y el trabajo que desarrollan en la creación, diseño y elaboración de estas velas caseras es impresionante. La fragancia de sus velas dura horas aún cuando las hayas apagado, su olor se mete dentro de tu corazón y te hace sonreír. Te lo prometo.

Apoyemos y amemos lo hecho en México por manos mexicanas.

Interludio: Aromas que inspiran hace envíos nacionales

Contacto:

FB: Interludio: Aromas que inspiran

IG: interludioshop

Mail: interludioshop@gmail.com

Anuncios

Read Full Post »

“Del Lugar de donde Soy” es uno de mis poemas cuyo arreglo y música podrá encontrarse en el disco “Tierra” de Amelia Escalante. Si desean adquirir cualquiera de sus discos o requieren de su presencia en alguna presentación, festival o evento cultural, por favor escriban a: amelia_eskalante@hotmail.com

 

Letra: Paola Klug.
Arreglos y voz: Amelia Escalante.
Video: Rocío O. Matehuala

Celaya, Guanajuato. Casa del Diezmo. 25/01/2017

Read Full Post »

DCIM100MEDIADJI_0173.JPG

Habíamos caminado durante horas enteras sobre la carretera mientras una brisa ligera caía sobre nuestras cabezas; de cada lado se alzaban enormes los pinos y los abetos repletos de musgo y pequeños hongos blancos. A lo lejos se escuchaba la canción del río y los susurros de los fantasmas acurrucados entre la maleza y las cruces de madera; algunos habían muerto allí, sobre nuestros pasos. Otros habían dejado su último aliento entre las hojas secas y los acantilados mucho tiempo atrás, cuando el rostro de Tláloc había sido grabado entre las piedras que ahora cubrían celosamente las enredaderas.

Subimos por la presa hasta llegar al último dinamo; aspiramos el aire frío que soplaba sobre nuestros rostros. Las copas de los árboles estaban cubiertas por la niebla matinal, froté mis manos varias veces antes de continuar.

Dejamos atrás el nido de víboras y también la cueva del diablo; esa en donde dicen que los españoles enterraron algo del oro que pudieron rescatar en la noche triste.

Con cada paso entre la hojarasca, uno termina olvidándose de sí mismo y se convierte en rama, en nube, en las pequeñas piñas que caen de los abetos.  La niebla bajó de entre los árboles cubriéndonos a nosotros en la más húmeda oscuridad, recordé cuanto miedo le tenía mi padre a eso: Decía que las veces que perdió su espíritu fue a causa de ella; sin embargo, el que la niebla robara mi espíritu me hizo sentir bien. Caminaba sin alma, sin nombre ni sombra entre las entrañas del bosque; un bosque que mi papá temía y que yo amaba más que a nada.

En silencio llegamos a la parte más alta, la hierba verde y húmeda había desaparecido dejando en su lugar un sinfín de maleza quemada por el frío; había vida por doquier disfrazada de muerte, pero ella también estaba presente…

La vi entre las cuencas vacías del cráneo de una pequeña serpiente que yacía sobre unas piedras rodeadas por un círculo de tierra.

-No toques eso- me dijo.

Solo las brujas vienen hasta acá para hacer sus hechizos en la noche. Ven, acércate.

Miré una vez más entre los ojos de la muerte para después caminar hasta donde estaba él.

Me tendió la mano y me ayudó a subir al peñasco en donde se había trepado.

Los dos estábamos por encima de la niebla, de las nubes, de los árboles, del mundo entero. Debajo se veían las salientes piedras de la pared montañosa, filosas y pacientes esperando la sangre para su ofrenda.

Las copas de los pinos parecían triángulos pequeños y distantes y el río una serpiente que zigzagueaba más allá del horizonte para perderse entre las entrañas de la tierra negra.

No había nadie por encima de mí y sin embargo yo era lo más pequeño que podía ver. Lloré al entender mi grandeza, pero también mi insignificancia; ambos conceptos tenían sentido para mí estando allí.

El espíritu del viento me llamaba, parecía tan fácil seguirlo. ¿Era un canto o el hechizo dejado por las brujas para hacerme parte de ellas?

Él me detuvo con firmeza. Era mi primera pinta y no podía morir, no todavía.

Me quedé absorta mirando hacia abajo, hacia los lados, hacia arriba. Cada nube que rozaba mis manos, cada movimiento que el aire causaba en mi cuerpo, las pequeñas gotas de rocío que no dejaban de caer y se aferraban a mis cabellos y también a sus largas y oscuras pestañas me hacía estremecer.

No quería bajar, no quería irme; quería ser como las bolas de fuego que volaban en el bosque cada noche, como el cráneo blanquecino de la serpiente, como la sangre seca sobre las piedras. Si la niebla había robado mi alma, la había escondido allí. Sin embargo, debíamos partir, regresar a la escuela, a la normalidad.

Nunca he vuelto a sentir aquello; ningún silencio me ha parecido tan perfecto, ninguna oscuridad tan bella, ningún reflejo tan similar.  Pero a lo largo de los años he muerto varias veces en ese bosque, en esas cumbres, en ese río, en esas piedras.

Mi alma sigue allí, entre las copas de los abetos cubierta por la niebla. Vuela entre las noches sobre las cruces de madera podrida y arde entre los ojos de la muerte; se hizo parte del río y de los murmullos que espantan a los viajeros.

Volveré siendo ceniza, más allá de la cueva del diablo y el nido de las serpientes; volveré para ser tan grande como aquella montaña y tan insignificante como las palabras que uso para describir su magia, seré la canción y el espíritu que la entone hasta el final de los tiempos.

Cuento escrito para el Sol del Bajío / Taller Diezmo de Palabras

tumblr_ok6zywuobw1vz0yqwo1_1280

Texto: Paola Klug

Read Full Post »

Los chicxs de Tlacaélel y Disain se unieron a mí en Guanajuato hace un par de meses para realizar esta entrevista. Vagamos por algunos caminos rurales, el corazón del campo guanajuatense y algunos rincones históricos de Celaya para llevarlos junto a nosotros en este video que significa tanto para nosotros; ¡esperamos les guste! es el primero de muchos proyectos enfocados a fomentar a los artistas mexicanos que Tlacaélen y Disain realizarán próximamente; para mi fue un honor poder ser la madrina de este hermoso esfuerzo. ¡Espero sus comentarios!

Read Full Post »

12788184_10153775994845617_465005986_n

En conmemoración del segundo aniversario de “Trenzaré mi tristeza” tengo el enorme gusto de presentarles esta hermosa muñequita creación de Mayeb inspirada en mi cuento ❤ Es una idea que teníamos desde hace tiempo y el día de hoy pudo hacerse realidad. La muñequita está hecha con manta de algodón y el cabello de su trenza es de lana; está pintada y bordada a mano y mide 44 cms. Si desean adquirirla podrán hacerlo solo a través de Mayeb.

¡Es tan bonita! :3

Read Full Post »

2016-01-17_10_38_53

Muchas gracias a Julio Edgar Méndez por brindarme un espacio dentro de la columna del Taller el Diezmo de Palabras en el Sol del Bajío y por la hermosa introducción que hizo a mi obra.

Comparto plana con las bellísimas ilustraciones que FrancescaBoo y Mar realizaron inspiradas en “Trenzaré mi tristeza” y por “Mujeres peinándose” de Diego Rivera.

Si están en Celaya pueden adquirir el ejemplar el día de hoy en el “Sol del Bajío” y si no están por acá pueden leer la columna en el siguiente link:

http://diezmo-de-palabras.blogspot.mx/…/la-tejedora-de-hist…

Read Full Post »

Me acaba de llegar la Revista Moria (Cuernavaca) en donde publicaron mi cuento “Mitología de Pueblo” y comparto letras con otr@s 8 talentosos compañer@s mexican@s.

Si desean adquirirla envíen inbox al FB de la Revista dando click en el sig link: Moria Revistas

((♥)) Hacen envíos a toda la República.

2014-04-07 13.36.05 2014-04-07 13.36.18 2014-04-07 13.36.43

 

 

Read Full Post »

Older Posts »